Botox tratamiento

Novedoso Tratamiento para el Bruxismo

Procedimiento

El Botox se inyecta en dos de los mayores grupos musculares responsables del cierre y la apertura de la mandíbula (masetero y temporal).

Sus efectos tienen una duración promedio de 3 a 6 meses, dependiendo de la dosis. Además, para evitar molestias al paciente durante la aplicación de las inyecciones, se puede emplear algún tipo de anestésico local.

El tratamiento con Botox para el bruxismo sólo debe ser realizado por médicos u odontólogos entrenados en la técnica de aplicación.

Según explica el Dr. David Rosenberg, odontólogo especialista en Periodoncia y Magíster en Ciencias de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, «el uso de este medicamento otorga grandes ventajas, como por ejemplo, una efectiva reducción del tono muscular y el dolor asociado, alta aceptación por parte del paciente en comparación con medicaciones sistémicas, efecto sólo local y exclusivamente en la zona muscular afectada».

Además, agrega que el tratamiento de bruxismo con Botox tiene la capacidad de producir cambios funcionales, así como también puede realizarse en combinación con otras terapias, como planos oclusales, fisioterapia y kinesiología.

En suma, concluye el especialista, «Es un excelente relajante muscular para ser utilizado durante la terapia de disfunciones temporomandibulares (DTM) con compromiso muscular y las asociadas a bruxismo«.

fuente:terra